Video «La taberna del buda» de Café Quijano

Videos de Café Quijano

Video original

Letra de la canción de: Video «La taberna del buda» de Café Quijano

Es un local de mala muerte
Donde se juntan cada noche los de siempre,
Se escriben guiones, novelas negras,
Se escriben paginas de trucos y maneras

Se abre la puerta, se hace la niebla,
Entre los humos y perfumes alguien entra;
Unos se miran, otros preguntan
Quien es el tipo que parece el mismo buda.
Quien es el tipo que parece el mismo buda.

En una esquina un presidiario,
Justo en la barra enfrente, hay un notario;
Un separado con una viuda
Hace pareja con la amiga de la viuda
Hace pareja con la amiga de la viuda.

Y hay un decano también,
Y un abogado también,
Y un policía rodeado de ladrones,
Y una princesa y una portuguesa,
Que en nada quedan si se quitan los tacones.

Y hay un decano también,
Y un abogado también,
Y un policía rodeado de ladrones,
Y una princesa y una portuguesa,
Que en nada quedan si se quitan los tacones.

Un matrimonio bien a venido,
A solo un metro la querida del marido,
El bien tranquilo disimulando,
Ella pendiente porque ha visto un viejo amigo,
Ella pendiente porque ha visto un viejo amigo.

Hay tres banqueros, van con corbata,
Están casados, los anillos bien guardados;
Tres italianas no se recatan,
Se echan a suertes a los tres de las corbatas,
Se echan a suertes a los tres de las corbatas.

Y hay un decano también,
Y un abogado también,
Y un policía rodeado de ladrones,
Y una princesa y una portuguesa,
Que en nada quedan si se quitan los tacones.

Y hay un decano también,
Y un abogado también,
Y un policía rodeado de ladrones,
Y una princesa y una portuguesa,
Que en nada quedan si se quitan los tacones.

Y hay un decano también,
Y un abogado también,
Y un policía rodeado de ladrones,
Y una princesa y una portuguesa,
Que en nada quedan si se quitan los tacones.

Y hay un decano …
Y un abogado …
Y un policía rodeado de ladrones,
Y una princesa y una portuguesa,
Que en nada quedan si se quitan los tacones.

Y hay un decano también,
Y un abogado también,
Y un policía rodeado de ladrones,
Y una princesa y una portuguesa,
Que en nada quedan si se quitan los tacones.